Entre las numerosas medidas incluidas en el Real Decreto Ley 3/2016, publicado en el BOE el sábado 3 de
diciembre, se modifica el apartado 2 del artículo 65, que queda redactado de la siguiente forma:
«2. No podrán ser objeto de aplazamiento o fraccionamiento las siguientes deudas tributarias:

a) Aquellas cuya exacción se realice por medio de efectos timbrados.
b) Las correspondientes a obligaciones tributarias que deban cumplir el retenedor o el obligado
a realizar ingresos a cuenta.
c) En caso de concurso del obligado tributario, las que, de acuerdo con la legislación concursal,
tengan la consideración de créditos contra la masa.
d) Las resultantes de la ejecución de decisiones de recuperación de ayudas de Estado reguladas
en el título VII de esta Ley.
e) Las resultantes de la ejecución de resoluciones firmes total o parcialmente desestimatorias
dictadas en un recurso o reclamación económico-administrativa o en un recurso contenciosoadministrativo
que previamente hayan sido objeto de suspensión durante la tramitación de dichos
recursos o reclamaciones.
f) Las derivadas de tributos que deban ser legalmente repercutidos salvo que se justifique
debidamente que las cuotas repercutidas no han sido efectivamente pagadas.
g) Las correspondientes a obligaciones tributarias que deba cumplir el obligado a realizar pagos
fraccionados del Impuesto sobre Sociedades.
Las solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento a que se refieren los distintos párrafos de este
apartado serán objeto de inadmisión.»
Con esta reforma se procede a la eliminación de la posibilidad de aplazamiento o fraccionamiento de
determinadas obligaciones tributarias, explicado más llanamente son las que siguen:
a) Se suprime la excepción normativa que abría la posibilidad de aplazamiento o fraccionamiento
de las retenciones e ingresos por anticipado.
b) Se elimina la posibilidad de aplazamiento o fraccionamiento de las obligaciones tributarias que
tenga que cumplir el obligado a realizar pagos fraccionados del Impuesto sobre sociedades.
c) No podrán ser objeto de aplazamiento o fraccionamiento las liquidaciones tributarias
confirmadas total o parcialmente en virtud de resolución firme cuando previamente hayan sido
suspendidas durante la tramitación del correspondiente recurso o reclamación en sede
administrativa o judicial.
d) Se elimina la posibilidad de aplazamiento o fraccionamiento de los tributos repercutidos, dado
que el efectivo pago de estos tributos por el obligado a soportarlos implica la entrada de liquidez
en el sujeto que repercute, salvo que se justifique debidamente que las cuotas repercutidas no
han sido efectivamente pagadas.
Esta modificación es muy importante, pues en la práctica supone que no se podrán aplazar las
autoliquidaciones del Impuesto sobre el Valor Añadido, que suele ser el impuesto más aplazado por los
contribuyentes cada trimestre y afectará ya al 4 trimestre de 2016.
Además, justificar que las cuotas repercutidas no han sido efectivamente pagadas supondrá una carga
extra para las empresas. Para el resto de empresas con problemas transitorios de liquidez verán
agravada su situación económica, pues hasta ahora podían disfrutar de aplazamientos de pago sin
aportar garantías hasta un máximo de 30.000 euros de cuota aplazada y con un interés razonable. Estas
ventajas se perderán a 1 de enero de 2017 siendo imprevisibles las consecuencias de esta medida que
como siempre se ha tomado por motivos meramente recaudatorios y de control del déficit y no en
beneficio de los contribuyentes.
Los aplazamientos o fraccionamientos los procedimientos de los cuales se hayan iniciado antes del 1 de
enero de 2017 se regirán por la normativa anterior a esta fecha hasta su conclusión.

Esto no podía quedar así ya que perjudica y mucho a la mayoría de autónomos. Os dejo el enlace para
que veáis en que se está trabajando:
http://cincodias.com/cincodias/2016/12/14/economia/1481729204_650103.html

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies